DEA REFORZARA COMBATE AL TRAFICO DE DROGAS EN LA FRANJA FRONTERIZA

La Agencia para el Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) intensificará en 2020 sus esfuerzos para atacar las operaciones de cárteles de la droga en cinco puntos críticos de la frontera con México, de acuerdo con el presupuesto de la agencia para el próximo año.

Las áreas de alta intensidad en tráfico de drogas (HIDTA, por sus siglas en inglés), identificadas como los puntos rojos fronterizos para el narcotráfico, en los que la DEA concentrará recursos son, Arizona, Nuevo México, San Diego y Texas (dividida en dos partes, sur y este).

Por su parte, en la frontera de Texas, dividida en dos partes, sur y este, con 15 y 12 condados respectivamente, se ha detectado actividad asociada al Cártel del Golfo y Los Zetas.

“A pesar de la baja población en algunas áreas, la región influye en gran medida al tráfico de drogas y la disponibilidad a nivel nacional. La actividad de pandillas asociadas con el cártel del Golfo, Los Zetas y otras organizaciones de tráfico de droga y cárteles sigue siendo una amenaza en la zona”.

Otro de los HIDTA fronterizos mencionados en el documento es el correspondiente a la zona San Diego e Imperial al sur de California, colindantes con las ciudades mexicanas de Tijuana y Mexicali, respectivamente.

La DEA, considera dichos lugares, como “centros nacionales de distribución de drogas ilícitas que ingresan a Estados Unidos desde México, América Central y América del Sur, incluyendo heroína, cocaína, metanfetamina y mariguana”.

En la zona de Nuevo México, la DEA advierte que las autoridades enfrentan a un lugar inhóspito que define como “una mezcla de tierras de cultivo y terreno montañoso” en donde hay una “presencia limitada de las fuerzas del orden”.

Además de la falta de interoperabilidad de frecuencias de radio entre agencias, hacen que la zona sea “vulnerable a la explotación por parte de las organizaciones dedicadas al tráfico de drogas en ambos lados de la frontera”. Adicionalmente, en la zona, la DEA trabaja operaciones conjuntas con los departamentos de policía tribales de las tierras de los nativos americanos, como los navajos y los apaches.

Pero no todos los puntos rojos para el narcotráfico en territorio estadunidense están en la frontera con México. Existen 29 HIDTA a lo largo de todo Estados Unidos, incluyendo zonas tan remotas como Alaska y Hawái.

En Alaska por ejemplo, de acuerdo con la DEA, el consumo de heroína y metanfetamina ha ido en aumento, luego de que los cárteles han comenzado a emplear mulas para introducir de contrabando los cargamentos de droga, aprovechando la nula presencia policíaca.

Así como que los vehículos y pasajeros, que viajan hasta allá en ferri no son inspeccionados rutinariamente, “permitiendo a los traficantes de drogas y contrabandistas explotar la región prácticamente sin ser detectada”.

Para el próximo año fiscal, se propone un presupuesto de 254 millones de dólares para el programa HIDTA, con 29 regiones, que coordina la agencia y que incluye a otras corporaciones policiacas de los tres niveles de gobierno.

La cifra representa un 8.5 % del presupuesto total de la DEA para el próximo año que se planea en 2 mil 976 millones de dólares. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *